divendres, d’abril 08, 2016

A Carlos Loreiro
esa mujer sibilina me acaba de abrir los ojos
que los poetas, digamos, por decir algo, poetas...
que guardan con silenciosa modestia sus curradas
son unos farsantes en su más noble y patético sentido

bajemos hacia las cavernas de estos atapuercas
y comprobemos cómo se vende el pescado salvo
uno que sí es per se verdaderamente poeta
te aconsejo, Carlos, que en las reuniones
de los doctos y sesudos poetas infalibles
reprimas la risa y ovaciona con vítores a sus audiencias
mientras descorchas una botella de champaña
francés no el cava catalán en cuya aldehuela moro
tampoco te leas mucho el tocho de los españoles
no vale la pena malgastar un euro por un duro
siéntete cómodo en China en Inglaterra en San
Petersburgo
y vuelve con Catulo, con Safo, con Estratón de Sardes
a descubrir que después de lo vasco todo está inventado
comerciemos en América con Whitman y Vallejo,
y no, por Niche, con Poe pero sí si te place con
Dickinson
es mi parecer, Carlos, "en esta ciudad en que no busco
nada"
llena de farsantes cínicos buhoneros y zorras
joder me salió la palabra hipócritas
en esta ciudad que es España que es castilla la vieja
castilla la baja tan apenas encontrarás más que
un puñado de genios Unamuno García Montero Cernuda
todo lo que escribimos ahora ya lo inventaron los chinos
los judíos los griegos las nuevas sensibilidades
a ellos debemos aspirar y no al premio del dinamitero
mas pocos a día de hoy pueden elevar su vozarrón
a la altura del tacto con que imprime la palabra
un poema que puede que lo detestes o que te agrade
pero que el placer pese a quien pese siempre
siempre
será mío.

dissabte, de febrer 20, 2016


El Futuro ha muerto hace una odisea de dos mil un años. Y se ha llevado con él algo que nadie puede imaginar, salvo la Familia Monster, cuyo padre regenta una funeraria que le va de maravilla. Ni posmodernismo, ni Bowie, ni estructularismo ni Umberto Eco. Ahora más que nunca estamos solos ante el peligro. Seguro que Herman Monster se forra con tanta muerte. Y de paso, nos reímos un poco, antes de que el rigor mortis nos seque por dentro los últimos indicios de  juventud. 

Con este texto ignaugura el blog su décimo primer aniversario. Y que cumplas mucho más, blogito. 

divendres, de febrer 27, 2015

A Robert Zemeckis, gracias por soñar el Delorean con que llevarme cual Arca de Noé, a este barco ballenero llamado Pequod, o también, Futuro.

CARTA PARA ENRIQUE QUE DESEA CONOCER SU FUTURO (ENTREGÁRSELA EL DÍA QUE CUMPLA DOCE AÑOS)



“–Eh, Doc, ¿adónde irás ahora?¿Regresarás al futuro?
No, yo ya he estado allí.”

Aquí era donde veníamos, pensé,
de aquí para allá, por los prados,
hará cuarenta años ya”.
Ray Bradbury



Querido Enrique, extraño niño, que debe haber conocido los años y contemplado el tiempo y olido la dulce muerte de las flores de papá:

Hoy es el último día de 2001. Hace una tarde cenicienta, y te escribo desde un ordenador, uno de esos IBM que tú tanto soñabas, en la tranquilidad de mi habitación ( la misma en la que duermes cada noche). Hace años trasladé mi estudio a mi dormitorio, que he ido llenando de libros y revistas.
Hoy es un día para recordar lo acontecido este año, aunque ya lo haya rememorado en los últimos días. Anoche escribí el último poema, después de venir de Alquerías donde vi con mamá y la tía Encarnita el Belén viviente. Me gustó muchísimo. Alquerías está muy cambiada, y un poco también Burriana. Ya ves, estoy en el futuro, en el inicio del siglo XXI, ese siglo que tanto te fascina y que tanto anhelas, para cumplir tus sueños de niño, que no he olvidado. Esta carta es testimonio de ello.
Supongo que te alegrarás de recibir esta carta. Pocos niños pueden recibir una carta de su yo adulto. Porque sí, ya soy un adulto, y en una cierta crisis de madurez. Ser adulto no es del todo bonito. Te hace ser libre, pero también responsable, y los miedos, esos malditos miedos, que a ti te atemorizaban, han cambiado por otros, pero más o menos siguen siendo los mismos.
Todavía no han inventado la máquina del futuro, ni creo que la inventen. Eso dejémoslo para los astrónomos, pero espero que esta carta te llegue a través de algún sortilegio, como los que aprende Harry Potter, un niño que se ha hecho famoso, y con el que los que nos sentimos aún niños, no hemos perdido la esperanza. Yo escribía un diario desde los catorce años. Todavía no lo he dejado. Arranqué muchas páginas, ya ves, obsesiones mías, pero aún no he encontrado el diario en que nos citemos para vernos.
Decía que no han inventado la máquina del futuro, pero sí Internet, que es la conexión de muchos ordenadores que se comunican entre sí enviando información a través de una Red. Este invento está cambiando el mundo, y yo mismo tengo acceso a él.
Antes de comenzar el siglo, mientras estaba en Inglaterra, me fascinaba la idea de entrar en el 2000. Reflexioné sobre ello, y me salió un poema, el Símbolo del futuro, que es una añoranza de la infancia en la que tú estás, y más que una añoranza, una demanda radical. Pues ya lo sabes también, escribo poemas, y algunos son bastante buenos. Ahora estoy ordenando unos poemarios, y me siento poeta ante todo, una vocación que despertó en mí en la adolescencia, poco tiempo después de tu época, aunque para ti los años sean eternos. A mí este 2001 me ha pasado rapidísimo. Ha muerto George Harrison, no sé si te acordarás, un miembro de Los Beatles. La verdad es que estamos en un tiempo crucial, de revelaciones y crisis mundiales. En setiembre atentaron unos terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York, por medio de dos aviones. Jamás hasta ese día había visto algo tan espectacular.
Este año ha tenido un buen balance. He finalizado un curso de Biblioteconomía (quiero ser bibliotecario), y he sacado buena nota, un siete, aunque me ha agotado, porque como te contaré después sufro una enfermedad. He estado trabajando en una biblioteca en Castellón, la de Rafalafena. También lo hice en una de Inglaterra, en Folkestone. El verano ha sido playero y he profundizado en el itinerario del Grial. Vengo desde 1998 escribiendo un libro sobre unos chicos que van en busca del Santo Cáliz. Es una historia de aventuras, de sueños, donde vuelco todo mi ser infantil y adolescente, como en Los Goonies, película que no sé si habrás visto, como tampoco sé si habrás visto Cuenta Conmigo. Harry Potter se ha convertido en un mito como ET. Sé que tú también escribes cuentos de humor, que hacen bastante gracia. Debo de conservarlos por algún sitio.
Este verano he estado informatizando la biblioteca de los Carmelitas. He conocido a un fraile llamado Josemi, que me ayuda bastante, creo que el proyecto aún durará un año, pues son casi 4000 libros, y aún no he llegado a mil. También voy al rugby en Castellón. Solo entreno, y me va bien. Es un deporte bonito, al que llegué por medio de Javi, que estudiaba en el Ribalta, y jugaba en el equipo. El Ribalta es el precioso instituto donde he cursado Biblioteconomía.
Recuerdo dos días muy especiales a principios de año. El día en que fuimos al Grao de Castellón para ver un barco-biblioteca( íbamos Nelia, Darío, María José y Aida), y el día de marzo en que nos fuimos los de la clase a Valencia, a visitar el Archivo del Reino. En Valencia estudié en 1992 Geografía e Historia, pero me lo tuve que dejar, ya que me trastorné.
También recuerdo con mucho cariño el viernes último, cuando fui a visitar a David, el de la pandilla, hacía la tira de años que no nos veíamos, y tuvimos una gran alegría al reencontrarnos . Es curioso como los amigos que luego dejas vuelven a ti por un destino algo misterioso, y los valoras más que cuando juntos vivíamos, vives, la eclosión a la vida, a la fantasía, a la aventura, a los juegos. El fruto de ese encuentro surgió anoche en Hay poema.
Ahora estoy interesado por el libro, al que llamo Serpens, y que quiero que se titule El sueño de la Serpiente, y la Poética, que inicié en el verano de 1998, gracias a Octavio Paz. En ella reflexiono sobre el enigma que representa la Poesía. Ahora tengo un poco abandonados ambos proyectos, pero espero sacarlos adelante. Al principio estaba fascinado por estar en 2000, pero ahora ya me he acostumbrado. Sé que para ti representa mucho. También estudio tercero de inglés. Se puede decir que he acabado los estudios ( tengo 27 años), y ahora estoy buscando un empleo, a ser posible de bibliotecario.
Es curioso como David y yo vivimos tan cerca, en la misma casa que ahora habitáis. Las cosas no han cambiado tanto, y alguien dijo que nunca se sale del milagro. Creo que estarás inquieto por lo de mi enfermedad, de la que estoy casi recuperado. Pero prefiero dejarlo para mañana, que será Año Nuevo, para acabar de relatarte tu futuro. Nos vemos.


divendres, de gener 16, 2015

A Isabel, que me pidió un poema

Nacimiento

Sé algo que sólo una persona en este mundo sabe, y ese algo es Thiluma. Ella no me describió cómo era ese reino, porque todos los que hemos soñado con él, ya sabemos cómo es, y en qué coordenadas está en el firmamento, justo en el cinturón de Orión, a una legua de luz de la estrella más cercana a nuestro corazón.

Thiluma es el lugar a donde llevan las madres de noche a sus hijos mientras les cantan nanas para que se duerman. Pero ellos no duermen, si no que despiertan a la vida, una vez han reconocido que se preocupan por si sus madres volverán con la alborada, o cuando su mirada inocente hace derrocar a un ejército en llamas, cuando elige por dos veces, una como niño, como niño la seguridad, y como adulto, como adulto el sufrimiento.
Pero Thiluma es diferente.
Conocí a una escritora en el parque Ribalta que jugaba con unos niños a volar sobre el Estanque Sin Nombre, mientras escribía en un cuaderno palabras que sólo ella puede pronunciar. Thiluma.
En mis sueños, ando dentro de una acuarela, mientras acerco mis pasos al viejo parque, donde se oye algazara de niños que disfrutan de la tarde como robinsones. Ellos me pintan la cara y yo les abro mi corazón: una salita de estar con una puerta acristalada, donde yacen los últimos rayos de sol, y una biblioteca breve, una pizarra con dibujos que sólo se pueden imaginar, un libro sobre Sócrates y los Cuatro Cuartetos de T.S. Eliot.
Es la hora de mi nacimiento, y guardo un solemne silencio. La muerte besa a mi madre, que sólo volverá cuando crea nuevamente, recuerde nuevamente, viva nuevamente, allí. Thiluma.
Mi amiga sigue guardando el secreto de sus destellos, porque Thiluma, como Sirio, brilla. Es fácil que me aguarde castillos medievales, bibliotecas repletas de hojas de tantos colores como sueños esperan la bienvenida. En Thiluma todos son bien hallados, y ella sube la escalinata mientras un coro canta En Aranjuez. Oh Thiluma, estrella fugaz que incendias el cielo del colegio, para decirte que nunca jamás dejes de escribir siempre por fin.
Y la función acabó, después de que los niños salieran en desbandada, una noche de verano, con los aplausos del público: hombres, mujeres, jóvenes y viejos. A los niños no les interesa Thiluma, y es obvio que no aplaudan, y se pierdan por las trochas entre cañaverales mientras una ligera brisa estival nace del acorde de un piano, y me giro y hallo sentada en el sofá a mi madre que entona El cant dels ocells. Y al ver despuntar a Thiluma en una noche tan plena como la Noche de San Juan, como todas las noches estivales, sueño con ella, escribiendo sentada en un banco del parque Ribalta junto al estanque de los cisnes. Para llegar allí, es imposible que te pierdas.

divendres, de juliol 26, 2013

Dios ha muerto, dijo "Niche"

"Niche" es Dios
digo yo.

dijous, de juliol 25, 2013

15


MATTHEW 15

Tú solo anhelabas el éxtasis prohibido
que como todos los dioses es olímpico, y
te confiaste en Urano cuando era Marte,
y Afrodita te sedujo en la esquina del pub
que como todos poseen un lugar sagrado
difícilmente capaz de pronunciar. Gozoso
junto a dos hermosos jugadores, portando
a la cheer leader para capturar con fotos
tu llegada a un campo cercado por vallas.
En la intemperie, el frío secaba los regueros
de sangre en la alambrada, más allá las
luces de Laramie veías apagarse en tu agonía,
tras unas millas arrastrándote como un
carnero. Joven y pequeño Matthew, Dios
no te abandonó en ningún momento.

dijous, d’abril 04, 2013


VICENT ANDRÉS ESTELLÉS

Assumiràs un mateix estiu
la bellessa tendra de la carn
despertant a la llum d´un sol
que és el mateix sol que has viscut
tots els estius que són un sol
daurant una mateixa carn
que les blaves ones colpejen
i les ones de la mateixa mar.
Carn, estiu, sol, ones i mar,
mai t'oblidaràn , i tu
mai les oblidaràs . Perquè
has assumit èsser el temps,
temps en present encarnat,
en present assolejat,
en estiu que beu de la mar;
la mar com un lluent mirall
de la bellessa de la carn,
encarnada en un cel blau,
el mateix cel que enmudeix
el temps que s'obri pas,
pels llimoners resplendint
de la vall fins a la mar,
on els ocells pinten de claror
l´aire flagel.lat pel llamp,
trobant refugi a l'agost
que brolla del cel el llamp.
Cal que naixquen flors tots els instants
i que tots els instants s'aturen
per poder contemplar amb goig
la bellessa que es banya a la mar.

dijous, de novembre 01, 2012

19



EL PRIMER AMOR DE RIVER PHOENIX

He vingut des d´un gran silenci
per a plorar davant de ta tomba .
He creuat Venécia, Florida, Califórnia,
Veneçuela, l´Oregó, Madras, Idaho,
i en cap lloc he trobat els teus passos.

He llegit Siddartha i escoltat a Bob Marley.
He somniat ab Borriol, ab Artana, dintre
del meu cap, junt al coixí negre:
eren les nou del matí a Espanya.

El somnis, realitat i joc, atzar i Destí
jugaren junts, tu a ta mort, jo
envers la bogeria. Sols volia +
tenir-te prop del meu cor
per a la resta de la Eternitat
i pronunciar açí en aquest instant
mentre puge i tot es cau, fins l´eternitat.
Junt al Observatori Griffith de L.A.,
on nafraren a James Dean en Rebel
Sense Causa, llig la teva esquela:
"Christ Chambers, mort en la flor
de la vida".
Jo sols volia estar amb tu en aquest
moment , sempre, per a sempre,
corrent per les dunes fins al canyar:
"don´t wanna close my eyes ",
em digueres, "I don´t wanna fall asleep".
El amor a un ésser bell, compasiu, quan
plorarem a 1986 quan la nit havia arribat,
i la terra en tenebra, però tu estaves ab mi.

Pense en Rainbow, en Leaf, en Joaquim,
en tons pares, en tons avis. No hi ha cap
dia de cap any que no pense ab tu.
El bo de Will, el judes de Corey, l´amor
de Martha i Samantha, sols ells saben
la veritat.
Diuen que pergueres la castedat a Madras,
Will, tant tendre, Keanu tan especial.
Ara és un freak sense la bellesa que tenia.
El petit Budda no hi veres. Neo en Matrix
a la carretera, junt a Ramon, a Roma, junt
a Juan Antonio, mentre sonava Armagedon,
d´Aerosmith.
A la porta, un dilluns pel matí espere
l´arrivada de l´avespa. S´incendia
Califòrnia i l ´Espadà, like an angel, en l ´Àtic
d ´Aleka.
Em faltes massa: els teus quaranta anys.
"Deixà un cadàver jove i bell", deia la gent.
Des de 1986 fins a 1993 mai sapigué de tu,
fins que et vaig vore de nou, sols mancaven
set mesos de lucidesa.
Ara gaudisc d´una tardor brillant cap a dintre,
interpretant qui et feia mal, quina Lluna, quin
Xiquet, quin Déu sagnava dins del teu cor sagrat.

Ara aniré per la carretera de Santa Mónica fins
a la Missió de Sant Francesc seguint a un semblant
a tu, en el vertigen d´un bosc de secuoies on
falta el teu epitafi.
Si no haguera escrit Stephen King,
si no hagués dirigit Rob Reiner,
si tu i jo no haguerem existit als anys setanta,
si no hagués anat a Cinema Paradisso,
si Richard Dreyfuss no haguera escrit:
Jesús , es poden tindre uns amics?

Si no hagués encés la TV,
una nit de Halloween ara fa dèsset anys,
quan els xiquets, vestits de Dràcula i vampirs,
entre llepolies...Si no hagués fet de xaper
a les ordres de Gus van Sant,
si el verí de la serp i la llum del sol...
en quin món de atzahars vaig escoltar
la teva veu fa milers d ´anys?
Fores aigua d´estiu, regant el capoll de rosa,
...mos trataben de mariques...
el sol, l´únic que queda entre nosaltres,
aquesta tarda de novembre,
mentre pujant tot lo etern es cau,
per a vore un cel nú, un llac blau, un bosc
verd, com els boscs de Madras, sí,
de Madras , un estiu a una comuna
i una tomba blava i de cendra, freda, on
copule com el noi enamorat de Annabel Lee,
o els amants en la tomba de Jimmy Hendrix,
a París, esperant veure´t de nou, mon amic,
mon amor , mon semblant.

XI. 22. 2010.




dilluns, d’octubre 22, 2012

ABEL Y CAÍN

ABEL Y CAÍN Patria y religión,unidas, dan como fruto el fanatismo. La Nación es un espacio acotado por las guerras, donde habita Caín, el primer hombre sedentario que inaugura el Neolítico, con sus valores de propiedad, legislación y comercio. Abel, es el hombre nómada, que representa al judío, al errante, al exiliado. Si Caín es un colectivo, ya sea de sangre como los arios o de patriarcado como los estados, en cambio, Abel es un hombre individual, que basa su esencia en el amor libre, como un hippy, reinterpretado en Tótem y Tabú. La Biblia no se inventa nada al imputar al régimen de Caín , pero no por envidia, sino por ocupación de sus tierras por el ganado nómada del Buen Pastor, Abel. Caín pertenece a la Historia colectiva, que lo engulle; Abel, en cambio, representa la intrahistoria, la biografía personal de un hombre de carne y hueso, y no de un ejército uniformado al acecho contra la libertad y en defensa de la propiedad privada. Antes que nación o religión, lo que une a los hombres son los vínculos de sangre, y esta sangre es universal, proviene de la misma Eva y su parentesco hasta nuestros días. El problema del antisemitismo es , como he resumido antes, un enfrentamiento entre la propiedad y la libertad, entre el idealismo y el pragmatismo, algo que se ha invertido en el pasado siglo, piénsese por ejemplo en la la franja de Gaza o en los Altos del Golán. Este odio hacia una colectividad ya asimilada a la tierra y a la propiedad, no es más que el odio a un cabeza de turco, ya sea la Leyenda Negra en España, el estigma del Nazismo para el alemán, el temor a lo chino, el odio al musulmán, o el pueblo deicida. Tal cosa no sucede , a pesar de las barbaridades cometidas, en Roma y el Imperio Europeo y Anglosajón. Después de los vínculos consangineos, vienen la Nación y la Religión, que enajenan al ser humano individual, al humanista o cristiano primitivo, dentro de una colectividad, sea la que sea, que lo convertirá como una secta en un ser privado de biografía e intrahistoria, un ser que deberá ser revisado por si hubo alguna vez tan macabra verdad como es la Shoà. España no se fundamenta como nación por el mero hecho de ser católica, pues antes, había sido pagana, luego arriana, después musulmana... Lo que une a los iberos o españoles o latinoamericanos, es la raza y la lengua en un mismo destino, como reza la Academia. Pero ni la raza ni la lengua son suficientes para justificar un ideal político. Los vínculos de sangre, no cabe duda, consagran entre ellos una mayor hermandad, pero ésta sólo es el producto de un abstracto reconducido por los avatares de la Historia. El Estado frente al individuo, lo imposible para el hombre, la Utopía, y lo posible para Dios. Hay imperios que se unen para comerciar (Holanda, Gran Bretaña), otros para saquear (España, Roma), pero lo singular en España es la Evangelización y el mestizaje, algo inaudito para un gentleman inglés o un fanático alemán. Ese mestizaje, fruto de la cohesión de razas, pese al substrato ibero, es lo que hace de la Hispanidad algo original y novedoso. Ya no nos une la raza, sino la fe en un Dios que nos hermana: el Dios Católico y lamentablemente, desde la expulsión de los sefarditas y los moriscos, un dios inquisitorial, alejado del hombre, pero tan próximo...

A LAURA

A Laura Más allá de la luz, donde palpita el reflejo del vacío, un ángel abre sus puertas a la oscuridad de su núcleo, incendiando los últimos libros con el soplo de su melancolía. Allá donde es más vulnerable la levedad de un ser finito, que inocente aguarda el veredicto de un arquitecto enmascarado que persigna su divertimento: haber creado a su semejanza un absurdo impronunciable. Entre lágrimas de desprecio cavan una honda sepultura, mas un crepúsculo sobrevive entre lápidas sin nombre. En este teatro atávico la tragedia aguarda su destino, entre tinieblas el hombre arrojado a la matriz de un espectro, que, como la rabieta de un niño, se disuelve sin remordimiento. Así discurre decadente el himno que celebra el color de la tez pálida y austera, mientras, acosados por la Luna, subimos a la montaña donde aullar junto a los lobos.

dissabte, d’agost 25, 2012

LA LIBERTAD

Entre la libertad y la supervivencia existe una distancia radical de dos modos de concebir el mundo en que vivimos. El hombre puede optar por el ideal más platónico, o claudicar ante las fuerzas del mundo con resignación y rendición deshonrosas. La libertad es la que nos hace humanos, gracias a que podemos reflejarnos con nuestra inteligencia ante una realidad que con el poder de la Poesía podemos cambiar. Al igual que el personaje de La vida es sueño, nada hay más indigno, que no doloroso, que verse privado de libertad para picotear a cambio de un poco de felicidad y comodidad materialista, y nada más triste que la renuncia al poder y a la amistad. Con libertad me refiero al don que posee el hombre para no doblegarse ante la fatalidad ni ante la dictadura. El libre albedrío no existe, pues es Dios quien habla a través del poeta, pero la libertad más que una virtud consustancial al hombre, es un regalo de Dios para alcanzar a través de un recorrido la dulce locura de lucidez.¿Por qué esa afirmación de que el platonismo es el primer culpable de todos los males de Occidente?¿Por qué en la Edad Media se eligió como canónica la vía aristotélica, tal vez por miedo a la gnosis que todo lo trasciende, pues es esa trascendencia uno de los pilares fuertes del dominio de la libertad? La afirmación de un destino universal, la singularidad de aquellas naciones con genio para encontrar su sitio de manera singular, las ideas de superación prometéutica como partida para una ética fundada para aquella libertad con el propósito firme por profético de que las palabras de hoy serán los cimientos del mañana, mientras el poeta madura, y va encontrando el sentido de la vida dentro del sentido de la palabra versificada, profetizada, enraizada hasta la manifestación de lo más sencillo, como una vuelta al colegio, es la vuelta a la inocencia, a lo místico, a lo chamánico, a Rousseau. Pero para el hombre es imposible, pero Dios lo puede todo, porque es impredecible como la Física Cuántica y la locura. Los movimientos revolucionarios deben su origen al desasosiego con que el hombre nace a la vida. Entre el yo mismo y el nosotros, entre el sujeto y el colectivo, el espíritu del artista unifica y pluraliza las voces del silencio, de la negación cóncava de la realidad subvertida. Son las dos pulsiones, una horizontal, la otra vertical, como las cruces de Antoni Tàpìes, en las que brota todo un surtidor hermenéutico donde la fuente nutre de agua viva el idealismo y el romanticismo fruto de aquella estirpe de poetas, Hölderlin, Rilke, que son remansados por ese vendaval lúcido que es Nietzsche, filósofo poeta, al que acudirán a abrevar sus caballos Don Quijote tiempo atrás, y los caballos del Apocalipsis del siglo pasado. En medio, esa voluntad que va más allá de Ortega y Edith Stein, y que se encarna en España en la figura de José Antonio, como portador del mensaje inédito y revolucionario que he tratado de poetizar en mi primer pomario de Estaciones y Estancias. No me vale el tomismo, como dije, ni la retórica del poder, ni la metafísica desarbolada. Insisto en mi actitud ante el poder que ha de ser derribado por medio de la solidaridad de los parias, de los marxistas teológicos, que han idealizado los programas pragmáticos de El Capital en una suerte de meta a alcanzar, de una verdadera metafísica, en la que el Che Guevara puede compararse a José Antonio en sus ideales emancipadores, pues aún queda una revolución pendiente hasta que la Antropología y la Neurociencia no hallen lo que de verdadero, intrínsicamente verdadero, tiene el hombre. Es la libertad. La capacidad para decir no al poder, ese poder que intenta inculturizarnos para mantener su staus quo. Porque no hay nada más terrible que una mente sin cultura, animal, sin libertad. La voluntad del hombre es la de vivir libre, sin censuras y con respeto a la vida suya y a la del otro, siempre que se den las condiciones de dignidad. Sí, ese es el gran sinónimo de la Libertad y su reflejo humano: la dignidad. Si la conservamos, habremos dado un paso decisivo en estos momentos inmorales y materialistas, que relegan los frutos del espíritu a la chanza, al menosprecioa la burla.

dimarts, de maig 29, 2012

dimarts, de setembre 18, 2007

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia'>http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/">licencia de Creative Commons.

dimecres, de juliol 13, 2005

Tu nombre

Tu nombre está grabado sobre la mesa,
es el nombre con que te habito;
me has revelado un fulgor tras la ventana
de la casa de la vida, encendida.
Las casas están hechas para amar,
en cuyas lindes el hombre busca la razón
con que despertar a la piedad
de aquél que ha muerto sin temor.
Porque , solo, está aquél que ha deseado
ser fiel a la adversidad,
mas no vive el recuerdo al final,
si sólo ha conquistado su certeza.
Va consumiéndose el joven,
y el viejo abraza su cobardía,
el regreso a aquella canción desdibujada
fue, como un ángel caído, en vano.
No trato de regresar al sentido
por veredas que la maleza borró,
ni de conquistar aquella nube
en cuyo interior late el relámpago.
Me basta con el rescoldo de la cocina,
con la mesa puesta, la sobremesa,
entre cafés con galletas y miel.
Y nada pido más que el gozo
de habitar en el oficio supremo;
feliz aquél que sigue en pos de la vida,
su nombre jamás será borrado.

A QUIEN EXPERIMENTA EL PODER

A quien experimenta el Poder, le seduce su orgullo, tan elevado que, harto de agradar, se dedica a enaltecer su soberbia ante los demás; sólo percatándose , cuando ya no hay posibilidad de enmendar su soledad ( como un monstruo que ha confundido su futuro con sus ambiciones), como un ángel caído , deforme por su hábito, que tiñe agrazmente su sonrisa, al rebelarse contra los insultos de quienes un día fueron siervos suyos.

divendres, de juny 10, 2005

De Rosas y de Claveles

De Rosas y de Claveles.

Escucha esta piel, de un oro viejo,
es nuestra piel, hecha con el mismos barro
que moldeó el odio que nos traga.
Pasto somos de su hambre,
la sangre fertiliza su delirio,
madre que devoras a tus criaturas
para secar toda esperanza de tu espinazo.
El nervio con que nos acunas
es la memoria de una raíz
que penetra en tierra baldía
para luego escupir flores de ira.
Contrasta el color de tu cielo
con la negra alma de tus vástagos,
por siempre heridos con tus mentiras
que nuestros ancestros creyeron.
Aquella juventud malograda
por los vicios de tu estirpe,
calla sepultada bajo terrones
donde sólo hallas desiertos.
¿Dónde hallar a tus hermanos,
que huyeron hacia las cuevas,
para guarecerse del escalofrío
que como un espanto recorre este nervio?
Podredumbre marchita,
si no hay fe en tus palabras,
queda un himno sin nombre,
una derrota en ruinas,
bajo un sol viejo y fulgente,
que dora, de rosas y de claveles,
la vieja canción ya olvidada.

Gustabas

Gustabas a las chicas, tu cuerpo
menudo, tu mirada franca, tu espíritu
deportivo. Gustabas a los libros,
acariciabas sus lomos sin desear abrirlos.
Gustabas del verano, los chiringuitos,
tu falta de picardía, aquel año sabático.
Ordenabas con tu mirada la biblioteca,
y con tu mirada pronunciabas tu esbeltez.
No recuerdo tu voz, ni tan siquiera tu rostro,
sólo eres un esbozo cuando fueras mi pupilo.
El chico que más gustaba a las chicas,
aunque no fueras tan guapo como algunos otros,
algo de ti había de puro, y tu alegría,
recuerdo tu alegría. Entrabas con tu adolescencia,
con esas tonterías que soléis hacer los adolescentes,
mientras idolatrabais a los mayores, puede. ¿Era
el vínculo con tu hermano, la memoria de hermano
mayor? Al principio no lo sospechaba, tal tu inocencia,
mas no recuerdo ningún reproche por tu parte.
Me regalaste un juego para la video consola,
y yo, creo que sólo te robé un poco de tu belleza.
Lejos, en el centro de limbo, habitas;
parecías no ambicionar demasiado, pero,
qué quieres que te diga, las raíces
del amor, dónde están, tal vez
en este poema que ni puedo revelar,
como un secreto entre mi memoria y mi yo,
que tú nunca podrás sospechar,
cuando te escribo en este anochecer de primavera,
ya acercándose el verano con sus tropas,
y tú, tan encantador como siempre,
que me recuerdas a aquel primer poema,
cuando confesé tu nombre al sacerdote,
y el sacerdote me absolvió sin penitencias.
Puede que ese otro mundo sea así,
y que de tu bondad halle esta música,
donde espero no encontrarte nunca,
más allá donde comienza tu nombre,
ése que a tantas chicas atraía,
y que tú, indolencia pasajera,
desdeñaste el hervor de sus latidos,
de nuestros latidos. Nos gustabas.

dijous, de juny 09, 2005

Tenies el millor polvo...

Tenies el millor polvo de tota la ciutat,
malgrat els teus ulls no delataven nostre secret,
ulls grisos, grans com les teves mamelles,
que treballava cada dia per a que brillaren
com la rialla dels teus llavis penetrants,
oh, la dolçor del suc a la matinada,
les gusperetes quan et prenia les natjes,
i et xisclava, xuclava, pessigava,
a tots els racons des dels dits dels peus,
fins a la rialla dels teus llavis nuets,
d´ixe somriure que sols tu tenies quan
m´esperaves a la porta , sabedora
que la nostra excitació no tenia límits.
Tenies el millor polvo de tota la ciutat,
i un ulls per on feïa proves rituals,
cóm s´encenien tots dos en un sol bes,
fins als últims límits que conreava en ton cos.
I ixes cuixes, mentre prenies el sol,
eixencarrades on el sexe s´obria
com un meló que tallara tots el dies
per a gaudir de tan esplèndida vista.
Ara, encara m´empalme al descriure
la almeja que terra endins rasurava,
els mugrons rossats que en mel
assaboriem amb la llengua, panteixant.
I com colpejava les teues natjes,
la teva innocència verinosa,
massa innocent per a saber on estaven
els secrets que un dia m´oferire´s.